ASÍ EMPEZÓ TODO

En 1976, el Sr. Edmund Echtner trabajaba en una empresa de desodorización mediante sistemas de lavado químico en Bibesheim (Alemania).

Como consecuencia de una solicitud del Ministerio Federal de Medio Ambiente (Umweltbundesamt), se inició un proyecto de investigación con el objetivo de solucionar el problema de los olores del alcantarillado de Berlín. Si bien ya existían otros sistemas de desodorización disponibles en el mercado, el proyecto se diseñó bajo las especificaciones de obtener una solución con el máximo respeto al medio ambiente y ecológicamente sostenible.

La solución finalmente seleccionada fue la tecnología de desodorización biológica. Tecnología que empieza a comercializarse en 1985 en Alemania y que el Sr. Echtner fue evolucionando hasta conseguir los actuales Sistemas de Desodorización Biodesodor® fabricados por Pro-EcoAmbiente.

Desde 1996, Pro-Eco Ambiente ofrece en España las soluciones Biodesodor® a los problemas de olores. En la actualidad, este sistema de desodorización cuenta con una experiencia contrastada de más de 25 años en el mercado y con más de 450 instalaciones y más de 10.000 filtros de menor tamaño funcionando en toda Europa.

LA BIODESODORIZACIÓN

El sistema permite depurar olores fétidos, desagradables y nocivos de focos localizados. Los biofiltros son complejos catalizadores biológicos que actúan como biorreactores.

En los biofiltros Biodesodor® se degradan las sustancias dañinas y olorosas presentes en los caudales de aire mediante el metabolismo de ciertos microorganismos que convierten las sustancias causantes del mal olor en sustancias como el agua y el dióxido de carbono, que no son tóxicas y no tienen mal olor.